Translate

domingo, 15 de julio de 2012

La Mosquitos, RIGLOS

Este lógico y magnífico recorrido fue abierto por J. Olivar y A. Sanchez en el año 1.976
Es una vía alucinante y variada que recorre la visera desde su parte izquierda a su parte derecha, atravesando fisuras y travesías muy aéreas que nos harán apretar bien los esfínteres.
Lo magnesiadas que están casi todas sus presas son un claro indicador del éxito que tiene esta vía entre los escaladores, de los que una parte de ellos se retiran al llegar al trono para evitar afrontar el duro largo de 6b que viene a continuación.
El hecho de que comparta entrada con la “Directa” y que muchos también la usen para alcanzar los largos superiores de la “Zulú Demente” ayuda mucho a acelerar su pulido.


La vía es bastante obligada y aunque algunas reseñas comentan que es una vía de “V+”, en la actualidad yo elevaría el grado mínimo a “6a” debido a lo sobadas que están todas sus presas. Incluso con ese grado querrás llorar cuando afrontes el largo que viene después del trono, con esa panza de grado 6b muy dudoso, por lo dificil que es hacerlo a vista. Menudo postre.
Lo bueno es que ese largo ya no está tan sobado como en la parte de abajo.


Es una vía para afrontar en estilo deportivo ya que no es necesario llevar ningún cacharro para auto proteger la vía, está totalmente equipada con chapas de parabolt de color blanco, aunque con algunos alejes alegres.

La llegada al trono por la travesía de 6a es muy curiosa. Cuando consigues apoyar un pie en el trono y ves que no hay manera de retorcerte para subirlo, flipas con lo lejos que queda el seguro anterior y a partir de ahí te encomiendas al divino para no deslizarte y quedar colgando en el vacío.

La escalada a esta vía la compartí con Fernando al que tengo alabar su gran esfuerzo para terminarla porque soportó estoicamente fuertes dolores en el pulgar del pié tras golpearse y levantarse la uña contra un piedra. Dioooooooooooooooos, como dueleeeeeeeeeeeeee.
Eres mi ídolo Fernandito.

Espero que os guste y os sirva este reportaje.
Anselmo.

Las fotos son de Cristina, Fernando y mías.


Nuestra reseña de la vía

Hoy tendremos fotógrafas de lujo que nos seguirán el recorrido de la vía

Y lo harán desde un lugar privilegiado. No creo que se cansen de esperarnos, jejeje

Después de una aproximación de casi 15 minutos, Fernando entra a la vía

FER, EN EL PRIMER LARGO.

Menudo desplome tiene la visera. Aquí no nos mojamos si llueve

Alcanza la reunión...

...y enseguida sigo tras él.

En el siguiente largo le doy el relevo y continúo trepando por cantos super pulidos

A pesar de lo sobada que está, la fisura es superguapa

Estoy llegando al desvío que hacemos a la derecha para no seguir por la Directa

La fisura se reconoce a distancia

Realizando un pequeño paso horizontal para alcanzar la R2.

Menos mal que sabía lo del desvío porque de seguir la fisura nos metemos en la vía de "7b"

Fernando realizando el segundo largo.

Lo que sufrió el pobre en este largo debido a su lesión de uña

Entrando en la R2, tras la corta travesía

Joder tío. No sé si retirarme. No soporto el dolor del pié.

Le dije que siguiera un largo más para rapelar desde la siguiente repisa y allá se encalomó

Enseguida alcanza la R3, yo espero mi turno debajo

Fer monta la reu en las anillas de rápel por si hay que bajar

Aquí vemos la anchura de la terraza de la R3

Tras unos minutos de reposo, decide probar el siguiente largo

El sinvergüenza de mi compañero echó cuentas y dijo que este se lo hacía él y el siguiente para mí.

Se gestiona el largo con rapided y facilidad permitiéndose el lujo de saltarse 2 chapas seguidas.

Menudo ambiente que vamos cogiendo en la vía

Enseguida alcanza la R4 salgo detrás como un tiro. Cómo mola subir por lo sobao de segundo, jejeje.

Fernando tío, que te has saltao dos chapas, míralas.

El siguiente largo nos lleva al Trono.

Un largo super aeeeeeereo.

La llegada al Trono es, como poco, curiosa.

Restos de antigua equipación que aún son aprovechables. Cinturón de un coche.

Fernando, no mires abajo.

Tan cerca y tan lejos.

En plena travesía.

Festival de bolos.

Fernandooooo, sigue la linea blancaaaaaa!!!

Alucinante.

No me lo creo. He llegado.

En el Trono Fer dice que ha recuperado el pié y que no se retira, así que seguimos hacia arriba.

Un largo con bastante continuidad.

Afrontando la primera panza. Que japuta.

Voy a colgarme un poco... pero solo para sacar la foto, jejeje.

Dale, daleeeeeeeee.

Desde la R6 echo una mirada al largo. menudo recao.

Fernando también decide cogarse para hacer fotos en mejor posición.

¿Se puede saber dónde están las presas?

Venga Fer, aprieta que ya estás arriba.

Esto aún no ha acabado...

...queda otro pasito

Mamita, casi me lo pierdoooooo.

Dos colgados al vacío. Tomaaaaaaaaa.

Fernando me hace trampas y me vuelve a tocar el siguiente largo. No me salen las cuentas.

La dificultad de este largo está en las dos primeras chapas.

Pero existen muy buenos agarres que compensan el desplome inicial.

El balcón al vacío de la R6.

Continúo el largo sobre terreno muy sencillo, localizando alguna chapa y algún cordino.

La R7 está saliendo por la canal que nos lleva a la derecha, siguiendo alguna que otra chapa blanca.

Fer llegando a mi reunión.

Esta vez sí, mi compañero me da el relevo hacia la cima.

El terreno es sencillo pero algo descompuesto. Cuidado con las piedras sueltas
En el camino hacia cima encontramos material usado en rescates.

Momentos después nos acercamos hasta el estandarte de la cima de La Visera

Ha sido una bonita y recomendable escalada.

SI FOTO=SI CIMA

Hasta la próxima aventura...

1 comentario:

  1. muy guay el reportaje, algun dia cuando me decida la probare.....

    ResponderEliminar